viernes, 28 de octubre de 2011

Ideas sueltas...

Tener el alma en estado convulsivo. La cabeza llena de ideas que hay que desarrollar, y se mezclan unas con otras. Quiero hacer muchas cosas ya. QUIERO CAMBIAR EL MUNDO. Y quiero cambiarlo desde la ciencia, la educación, el arte, la comunicación, la verdad,...

Quiero saber, entender, contemplar, sorprenderme, alegrarme, compartir.

Siento unas ganas muy fuertes de saber: de aprender lo más posible, de sintetizarlo todo para formar mis criterios y plasmarlo en algo racional, aunque no tenga por qué ser una exposición ordenada y científica. Vale también un poema, un cuento, una novela o una conversación normal.

Mi espíritu me pide más material: leer, captar, comprender, demostrar, sintetizar, armonizar,... Se me dispara el alma en todas las direcciones: arte, literatura, teoría del caos, los quarks, Einstein y la teoría de la relatividad, enología, medio ambiente, filosofía, Dios,... Todo me empuja a seguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?