martes, 13 de diciembre de 2011

Presentimientos


Negras nubes
de pensamientos:
es nada sentirse
nada, ni siquiera
humo.

Repetirse
en mil variadas formas
de sentir
es humano.

Nadie consiguió
pintar un espíritu negro.
Resultó estar tiznado
de hollín de chimenea,
no era lo que buscaban.

Querían algo más oscuro:
que hablase de la desesperanza
de todos los desesperanzados...

Cruel tarea que se impusieron
aquellos desalmados,
y no lograron ni cenizas
de su proyecto.

Porque sin saber cómo,
si fue el vuelo de un pájaro
o el acorde de una guitarra,
se llenaron de esperanza.

Sí, ellos los descreídos
y escépticos lunáticos
hallaron en lo más sombrío
la esperanza humana.

Mas nunca lograron
desentrañar su secreto.
Hay que recorrer el camino
aunque vaya cuesta abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?