sábado, 21 de enero de 2012

¿Energías renovables?


Llevamos toda la vida oyendo que hay que cambiar nuestra economía basada en los combustibles fósiles por otra basada en energías renovables. Pero, ¿existen las energías renovables? Estamos acostumbrados a oír que el petróleo es una fuente de recursos escasa, que tiene un límite, y que ese límite está al llegar. Decía el profesor de Aplicaciones Industriales en el máster que él lleva oyendo lo mismo desde que medía medio metro... Es decir, que el petróleo se habría acabado más de diez veces... Y no es así, porque cada año se descubren nuevos pozos de petróleo, que se buscan con el máximo secreto, claro.

Además resulta que los primeros coches funcionaban con aceites vegetales, y Francia tenía un plan diseñado para cultivar en sus colonias africanas para de esa manera obtener carburante. Pero resulta que los americanos descubrieron el petróleo, que era un combustible más fiable que el aceite vegetal puesto que no dependía de la cantidad de la cosecha, de las plagas o de la meteorología (aunque sí esté sujeto a otras variables políticas...). De manera que ahora que queremos “volver” a los aceites vegetales, los motores y la ingeniería no están preparados... Porque la viscosidad de la gasolina y de los aceites se parecen. El biodiesel es la resolución de este problema, permite que utilicemos materias primas renovables (biomasa) sin cambiar la ingeniería de automoción.
http://2.bp.blogspot.com/-tV7NqHqT9fs/TZJWzgLrG2I/AAAAAAAAFXI/AD6kEq_qdMA/s1600/Cepal-Biodiesel5.gif

Es cierto que la combustión del tráfico rodado es una de las principales fuentes de emisión de dióxido de carbono, que como todo el mundo sabe es uno de los gases con efecto invernadero y por tanto responsable del calentamiento global. Si bien hay que señalar que el principal gas de efecto invernadero es el vapor de agua..., con la dificultad de que es muy difícil controlarlo, y que a más calentamiento más evaporación, y así se alimenta la rueda...

Como alternativas a los combustibles fósiles derivados del petróleo se presentan la biomasa (el dióxido de carbono que se emite en su combustión se considera “neutro” puesto que las plantas al realizar su función clorofílica han “atrapado” este gas), la energía eólica, la solar, la eléctrica, el coche de hidrógeno,...

http://www.concienciaeco.com/wp-content/uploads/2010/10/molinos_de_viento_modernos.jpg
http://www.ecologismo.com/wp-content/uploads/2010/06/Placas-solares2.jpg

http://cocheseco.com/wp-content/uploads/2008/09/hidrogeno-coche1.jpg























¿Pero son realmente energías renovables? ¿Qué entendemos por energía renovable? ¿Nos hemos parado a pensar si los materiales de que están hechos los molinos de viento, los paneles de las placas solares,... son “renovables”? El otro día vimos en clase que hay unos cuantos elementos de la tabla periódica que están “en peligro de extinción”, sobre todo los relacionados con la electrónica...

El término renovable tiene que ser a escala humana, es decir, que los recursos se renueven antes de que se agoten. Renovable es muy parecido a sostenible: mantener la calidad de vida de sin comprometer la de generaciones futuras. Pero seamos críticos y analicemos la renovabilidad de lo que llamamos energías renovables.

Por ejemplo, la energía nuclear es no renovable y tiene muy mala fama desde siempre y más después de lo ocurrido en Fukushima. Es cierto que se generan residuos muy tóxicos, pero también que existen las tecnologías capaces de evitar que causen daño. Siempre puede haber accidentes, pero cada vez se buscan más medidas de seguridad. Además, ahora mismo países como Alemania y Francia tienen mayor accesibilidad a la energía por parte de sus industrias a un precio más bajo que en España, gracias a sus centrales nucleares. Y en caso de accidente, nos da lo mismo que estén en Francia que en España porque estamos pegados: alguna central nuclear francesa está más cerca de poblaciones españolas que de francesas. No digo que sea la panacea, pero igual sí que es necesaria hasta que encontremos una manera de sustituirla completamente. Con esta entrada solo quiero concienciar de que lo que nos cuentan en la tele no siempre es verdad, que hay que aprender a mirar y entender las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?