domingo, 22 de enero de 2012

Radiografía del alma


http://www.scielo.org.ve/img/fbpe/edu/v9n29//art05.fig1.gif
Esbozos infantiles
de niño de dos años,
monigotes afilados
en cuadernos de espirales.

Así siento mis balbuceos
cuando trato de explicarme,
y más si tú me miras
como lo estás haciendo...

No encuentro las palabras,
tampoco las imágenes,
me veo más pequeño,
tan poca cosa a tu lado.

Y se me escapa un grito,
un grito de silencio,
y es que vivo
por vivir en ti.

Ya sabes- lo sabías-
mi más hondo secreto,
lo que nunca nadie
intuyó de mí.

Sabes lo que me da fuerzas
cada día para asomarme
al mundo, un mundo que no sería
si no fueras tú.

Así que por la noche
cuando al fin nos encontramos
y yo no he logrado
lo que quería por ti,
oyes mi suspiro de que vivo
por vivir en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?