jueves, 2 de febrero de 2012

¡Increíble!

Ayer se subió a la villavesa (el autobús urbano de Pamplona y alrededores) un inspector de billetes. Parece ser que salió en el famoso Diario de Navarra que al año se cuelan sin pagar 300000 personas y que iban a poner revisores... Yo no me enteré.

Estaba sentada tranquilamente cuando se acerca un señor con boina negra y una placa que ponía inspector y nos pide el ticket o la tarjeta. Tenía un aparatito con el que miraba las tarjetas.

Lo mejor de todo: la boina. Esto es Navarra y lo demás son tonterías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?