domingo, 18 de marzo de 2012

Cerrar etapas



Pasar la última hoja
de un libro que hemos
leído durante mucho
tiempo seguido...

Con un gesto firme
cerramos de un golpe
las tapas del último
compañero en nuestro viaje.

Quizá con melancolía y pena
de que no exista (al menos
en esta vida)
una historia interminable

que merezca ser leída
sin cansancio nunca,
con placer siempre...

Poner el punto final,
no de una frase o un capítulo
sino de todo un cuaderno
es un adiós sin dueño,

queda marcado en el alma
como cierre de etapa
y estrenamos uno nuevo.

Cerrar etapas es humano.
Descanso de la memoria.
Ambiciones y sueños
aún no tocados,

necesario para conservar
la calma.
Para que continúe la mentira
que nos cree señores
del tiempo,
de nuestro tiempo.

Una decisión difícil:
¿cambiamos ya de libro,
esperamos un poco más
para coger el cuaderno?

Pienso que si hay Dios
se ríe de vernos
intentando controlar
Su tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?