jueves, 29 de marzo de 2012

Este blog no está de huelga


http://www.ccoo.es/comunes/temp/recursos/1/1213650.pdf
En líneas generales he leído lo que supone la reforma laboral que el Gobierno quiere que se tramite como proyecto de Ley para lograr  "el máximo consenso posible".  Lo cierto es que no me ha parecido que tenga buena pinta: despidos más fácil y más barato, prejubilaciones más costosas, cese de la negociación colectiva, menores indemnizaciones, la posibilidad de que se exijan horas extraordinarias que no figuren en el contrato, etc. Quizá lo más llamativo es que el propio Gobierno diga que se van a destruir 600.000 puestos de empleo.

            Pero me recuerdo a mí misma que no tengo ni idea de economía. Que no sé qué situación económica se h encontrado el nuevo Gobierno al tomar el poder… Quiero decir que es muy fácil juzgar desde el sillón de nuestra casa viendo el Telediario la mala gestión del Gobierno. Me parece que el sistema anterior no ha funcionado (como se demuestra en las tasas de paro cada vez más crecientes), y por tanto, cabe suponer que tomar medidas en el mismo sentido que las anteriores no tendrá ningún resultado sino incluso resultados peores. Por eso, las medidas drásticas de esta reforma laboral quizá sean necesarias para sacar adelante el país.

            Se me tachará de ingenua, porque soy estudiante. Pero a mí las medidas del Gobierno me afectan como a cualquier español. Al fin y al cabo, los recortes han ido al sector de investigación por lo que no sé si tener esperanza de conseguir una beca para hacer el doctorado el curso que viene (que es lo que me gustaría). No sé, he oído todo tipo de opiniones: que nuestro modelo económico basado en la construcción no era sostenible y por eso nos encontramos en crisis, y que habría que invertir en un sector en el que podamos ser competitivos (barriendo para mi campo, yo tiraría por el I+D, pero el Gobierno parece que no apuesta por ese sector), que en el fondo abaratar el despido es ponerse a la altura de nuestro tiempo: antes uno se jubilaba en la empresa en la que empezó a trabajar al acabar sus estudios, pero ahora cambiar de empleo y de país son cualidades que los jóvenes valoramos…

            Mi conclusión es que no tengo ni idea. Pero para saber si esta reforma es acertada o un descalabro, yo al menos necesito esperar a ver sus resultados, y mis razones para no hacer huelga hoy son que los autónomos consideran que España "no se puede permitir el lujo" de una huelga general y que la CEOE calcula pérdidas de mil millones si la huelga es secundada por un 35%. Me parecen motivos fuertes para trabajar hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?