domingo, 4 de marzo de 2012

¿Iones?


http://4.bp.blogspot.com/_LtEH5C77SVY/TCtastK4yhI/AAAAAAAAABM/ifth63nj17A/s1600/iones.jpg
 En un lugar de cuyo nombre no quiero acordarme, viví con ciertas personas que creían en las propiedades curativas de los iones. Y que se negaban a escuchar nada científico referente a los tales, porque yo que estudiaba Química no tenía ni idea... Tal vez algún día la medicina convencional no pudiera aliviarme, y entonces sí “creería” en los iones.

Bueno, voy a empezar definiendo un ión (científicamente, sí): un ión es un átomo que ha perdido o ganado (dependiendo de si es catión o anión) dos electrones. Es decir, que si el mundo material en que vivimos está compuesto de átomos, tiene lógica que también esté hecho de iones siempre y cuando estos sean más estables que el átomo neutro o estén estabilizados.

Buscando con Google he encontrado cantidad de información de las propiedades negativas para la salud humana de los iones positivos, mientras que los iones negativos que se encuentran en lugares poco contaminados son beneficiosos para la salud humana. Es curioso que en 4 años de carrera, ningún profesor nos mencionara ninguna de estas cosas. ¿Curioso?

En realidad, resulta imposible declarar que todos los aniones son positivos para la salud, y los cationes perjudiciales. La palabra ión es demasiado general aunque le pongamos el adjetivo calificativo de “positivo” y “negativo”. Quiero decir que en la tabla periódica tenemos elementos tan distintos como el sodio, el arsénico, el plomo, el oxígeno, el hidrógeno, etc. (Cito algunos de los más conocidos por cultura general), pero cualquiera es capaz de entende rque no es lo mismo un ión de oxígeno que uno de arsénico, ¿o no?


Con esto no niego las posibilidades curativas de ese amplio mercado de fundas de colchón, plantillas de iones, etc. Personalmente, pienso que para determinar si realmente son curativos habría que hacer un estudio científico doble ciego y placebo, para estar seguros de la eficacia de dichos objetos. En cualquier caso, resulta llamativo que no se especifique qué tipo de iones contienen... Porque decir que están hechos de iones es parecido a afirmar que tienen átomos, ¡pues claro! Hasta que no se demuestre lo contrario la materia está formada por átomos..., algún ión habrá también.

Y si tan beneficiosos son los iones, yo recomendaría a todas esas personas que tomaran sal con agua: así beberían todos los días una estupenda disolución de iones positivos de sodio (cationes) e iones negativos de cloruro (aniones). Solo habría que inventar un aparato de “iones” para separar los positivos de los negativos. Aunque yo preferiría como química beber sal disuelta en agua, que una disolución únicamente de agua con cloruros (algo parecido al ácido clorhídrico, que quizá no es tan corrosivo como el ácido sulfúrico pero tampoco se le queda corto...).
http://fisicayquimicavarques.com/wp-content/uploads/2011/04/20070924klpcnafyq_100.Ies_.SCO_.jpg

2 comentarios:

  1. No sabes lo que te entiendo, me suena todo muy cercano... gracias por dar una buena explicación del asunto. La próxima vez que se saque el tema ya tengo algo a lo que remitir.

    ResponderEliminar
  2. jajaja
    no merece la pena q te esfuerces...: a mí me dijeron q no sabía lo q eran los iones... Cuatro años de mi vida para nada!!, jajaja

    ResponderEliminar

¿Cómo terminar una historia?