miércoles, 7 de marzo de 2012

¡Me cago en la leche!

No sé si lo mío es ser gafe... Espero que mi racha no se repita.
Para empezar, el lunes recibo un correo del director del máster de que adelante los trabajos de las 6 asignaturas, porque deberían estar calificados para el 15 de marzo. No he terminado con el primero (voy por 100 páginas...).
Tras 15 días pinchando mis muestras para analizar los compuestos volátiles del vino en el cromatógrafo gases-masas, resulta que la jeringa no cogía el volumen necesario y no me sirve ningún dato...: TENGO QUE EMPEZAR DE CERO.
Y voy a empezar a pensar que el 15 es mi número de la mala suerte. Resulta que el 15 de marzo (lo ignoraba) son las elecciones a director de escuela, ¡y me toca estar en la mesa electoral! De 12 a 17 horas: lo dicho, me cago en la leche.

5 comentarios:

  1. ¡Pobreciiiita! ¡Te acompaño al sentimiento!

    ResponderEliminar
  2. Es todo para que la vida no pierda su interés: no podemos vivir sin emociones fuertes.

    ResponderEliminar
  3. Si puedo hacer algo por ayudar... Puedo pasar a limpio apuntes, ayudarte a redactar... ¡Ánimo!

    ResponderEliminar

¿Cómo terminar una historia?