sábado, 24 de marzo de 2012

Remordimientos


Yo no quería...
Pero lo hice.

De nada sirve ya
tratar de dormir,
de olvidar, de ser nada.
Porque lo hice.

No quería,
no pensaba en hacerlo,
si alguna vez estuvo en
mis pensamientos,
lo expulsé por cobarde.
Pero lo hice.

Ya no tiene sentido negarlo,
intentar que no sea irreversible,
ni el alcohol ni el sueño
me libran
de saber que fui yo
quien lo hice.

¿De qué sirve
desear no haberlo hecho?
¿Tranquiliza acaso
culpar a otros?
No.
Porque lo hice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?