viernes, 13 de abril de 2012

Graffiti-blog-reflexiones

http://4.bp.blogspot.com/-H1Gh_pfLQW4/TihNha_gv1I/AAAAAAAAFfQ/nSqsWEuC7WE/s1600/banksy-Graffiti-21.png
Se me ha adelantado Raquel Cascales en hablar del documental, que gracias a ella, no me perdí... Pero lo mejor de Exit through the gift shop de Banksy fue el "videoforum" de después con Raquel y el Duque de Camelot. Como podéis ver por la entrada a la que os remito, Raquel explica mejor que yo el significado y la ironía presente en todo el documental. Yo aportaré que me lo pasé en grande, y que me reí a carcajadas casi todo el rato... Y que al principio del documental, cuando hablaban del arte callejero y que se caracterizaba por lo efímero de su duración, se me ocurrió que se parece a un blog. Enrique García-Máiquez en una entrevista: "El profesor y bloguero Javier de Navascués ha aportado recientemente al debate una idea bien brillante: el blog como género sólo nace tras la selección y recopilación en un libro. Mientras está en la pantalla, en el soporte blog, es todavía un borrador, demasiado heterogéneo y caótico. Una vez depurado, y si el autor logra subrayar el hilo narrativo, sí estaríamos ante un blog auténtico. Creo que acierta."

En mi humilde opinión de principiante y aficionada al "nuevo género", como no todos los bloggeros somos gente de prestgio y que tengamos la oprtunidad de publicar nuestro contenido, nuestro blog se convierte en arte callejero. Nos diferenciamos de estos artistas en que nos encontramos dentro de lo legal, pero siempre al límite... Quiero decir, que mucha gente empieza un blog dedicado a un tema específico: filosofía, recetas culinarias, poesía, arte, etc, etc. O lo hace para contar su vida... Y se encuentra metido en un buen, buen lío... Porque la vida no es sencilla, y todo está entremezclado, y se encuentra hablando de política cuando quería escribir sobre religión, o de poesía cuando quería discutir un tema de actualidad... Y, en mi caso: ¡se le ocurre mezclar la ciencia con todo lo demás! Lo que digo: rozando el límite.

Y puesto que no somos famosos, y tenemos pocas probabilidades de hacerlo..., la lectura de las entradas de nuestro blog, depende solo de nuestros amigos o de la búsqueda en Google... Es desengrasante meterse en las estadísticas, y ver los términos por los que la gente ha hallado tu blog (sombras de reyes magos, dibujo dormir, barco pirata, creación de adan, genesis,...: ¡mola mazo!), y para mí no hay nada mejor que que alguien absolutamente desconocido te deje un comentario que te haga pensar...

Hablando de mi blog (poniéndome egocéntrica) hay gente que me ha reconocido que se salta las entradas sobre ciencia porque no entiende nada... y le aburren, cuando uno de los objetivos de mi blog es la divulgación de la ciencia. Otras personas (de ciencias) se saltan la poesía..., o leen en vertical todas las entradas que no sean empíricas... Creo que lo de una concepción unificada de ciencias y letras no lo acabo de conseguir, jaja.

Siguiendo con el tema, he consultado las entradas más visitadas... Gana "El árbol", seguida de cerca por "Piensa en verde", "Laboratorios" ya ha pasado a "Queridos Reyes Magos" (supongo que hasta las próximas Navidades), y pronto será adelantada poe "La libertad en Canción del pirata". Y me entra la risa... Porque es cierto, ya lo he dicho varias veces, que me preocupa el medio ambiente, y parece que a la gente también (o al menos la cerveza, jeje), pero lo que realmente me hace gracia es que la poesía de "El árbol" no tiene nada que ver en eencia con el medio ambiente..., sino que la escribí en un momento difícil de mi vida. El árbol significa la Cruz en el sentido más cristiano posible, la idea de compararla con un árbol viene de cuando leí El árbol viviente de Louis de Wohl, que trata de la emperatriz Santa Elena y como encontró la Santa Cruz en Jerusalén. Tiene gracia, ¿verdad?
http://legaledoff.com/wp-content/uploads/2011/04/IMG_0367.jpg

2 comentarios:

  1. Estoy dándoles vueltas al tema del género blog, pero lo que me viene ahora a la cabeza es que nos estamos volviendo endogámicos.

    ResponderEliminar

¿Cómo terminar una historia?