domingo, 13 de mayo de 2012

Carne, carne y más carne


Merece la pena una semana encerrada en el máster, por una mañana así..., ¿verdad? Curiosamente, aquí en Valencia no sube ni baja la marea, y hemos optado por colocarnos en primera línea para no ver lo que no queríamos ver. Por supuesto que estamos en un país libre y que cada cual puede ir a la playa como le plazca, pero remito a una entrada de Javier Navascués, que me parece que lo explica muy bien. 

Leer "Los miserables" frente a una vista así. Me parece que ya he conocido lo mejor de esta tierra valenciana. Me paso las horas entre semana encerrada en un edificio de la Universidad Politécnica, ayer estuve en el Cottolengo (una experiencia muy, muy buena de la que probablemente hable más despacio), y el mar...

Ni siquiera me han llamado la atención la gente en top-less, al final era carne, carne y más carne, tostándose al sol, y no se distinguía. La verdad he pensado-cada uno que haga lo que quiera-que qué aburrimiento el nudismo, que te quita la emoción de todo, y el gusto, y la sensibilidad. En fin: resumen de mi primera semana en Valencia.

2 comentarios:

  1. Menudo resumen más explícito.

    Con el mar ocurre algo muy curioso: nunca acabas de conocerlo del todo. Ya me contarás si llegar a tener esa sensación.

    Un abrazo"!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy marítima, pero me encanta el mar!!!
      Estoy medio-leyendo Alberti... Lo siguiente será comparar su (vuestro) Mediterráneo con mi Cantábrico, jaja

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?