martes, 27 de noviembre de 2012

Correo certificado Urgente para Oriente 2012


Pamplona, 27-11-12


Queridos Reyes Magos,


[Carta abierta publicada en el blog, o una serie de reflexiones absurdas en torno al hecho de escribir al Lejano Oriente]

(Vía)


Nunca pensé que llegaría el año en que me daría el ataque de consumismo que revela mi lista de regalos. No voy a excusarme, reconozco que es la primera vez que os escribo sin ningún tipo de fe en poderes sobrenaturales. Hace tiempo que dejé los buenos hábitos de poner agua a los camellos, roncar para que comprobarais que dormí toda la noche del 5 de enero, y demás costumbres raras de la dulce infancia. No me refiero a eso, sino al hecho de que ¡me vais a volver loca! Todavía recuerdo cuando, ¡oh ingenua de mí!, os pedí un trabajo para mi madre, y no se os ocurrió mejor cosa que “mudarnos” a toda la familia a las frías tierras del Reyno de Navarra. Ahora me temo que la afirmación de Pepelu se ha cumplido y con él podemos decir: “nosotros, los navarros…”, porque en febrero hará 10 años del éxodo.

Si venís por España, os encontraréis con que el paro ha crecido a cifras que hacen daño, que se han aplicado reducciones de sueldo, que hay familias desahuciadas de la vivienda, que “no hay” dinero para invertir en educación, sanidad, investigación y empleo. Las becas FPI llevan un retraso de varios meses, y los estudiantes pre-doctorales están trabajando sin saber si tendrán sueldo (o beca), algunos se han desplazado de lugar de residencia. Las FPU tampoco van por un camino mejor: de septiembre a noviembre se han recortado 150 becas (de las 950 que ya era un número recortado) y con posibilidad de que sigan disminuyendo. Los post-doc tampoco están mejor. Perdonad que me centre en estos temas, son los que domino y los que nos afectan a mis amigos y a mí.

(Fuente)
Si me pillarais en mejor momento (con la fe de los 13 años para 14) quizá os pediría que arreglarais el país. No veo solución, y la poca que pueda ver, me temo que nos la hemos cargado con medidas absurdas que solo empobrecen y restan dignidad a los españoles. Podría pedírosla beca para ir a Ciudad Real, o que me cogieran en Barcelona…, a estas alturas ya no sé qué es lo que prefiero. Me está quedando una carta un poco triste, pero me parece que no está la situación para otra cosa (y eso que yo no me puedo quejar).

Así que no os voy a pedir nada de lo que verdaderamente me importa, sino aquellas regalos materiales que me hacen ilusión o necesito. No sé si he sido buena o no, ya me evaluaréis como se supone está haciendo el Ministerio con mi solicitud de doctorado [ejem, ejem], y decidís si me merezco o no todo lo que os pido (por si acaso, os lo pongo por orden), ¡y ojalá me sorprendáis (me encantaría, esta vez sin ironía)! 

Actualización: desde que los Reyes están en Tarsis, se nota que tardan menos en llegar a Navarra: ¡ya tengo trabajo en Barcelona!

3 comentarios:

  1. Joe, me he quedado con las ganas de saber los regalos. No puedes cortar así por las buenas.

    Ah!! Por cierto, gracias por la mención. Lo único, tienes que introducir el matiz de "nosotros, los vascos..." Jejejeje

    ResponderEliminar
  2. ¡Me ha encantado! Te voy a copiar la idea para mi blog, n.n

    ResponderEliminar

¿Cómo terminar una historia?