jueves, 8 de noviembre de 2012

Cuestionario para políticos

(Vía)
Cuenta Platón en su Gorgias que Sócrates quiso conversar con el famoso sofista para averiguar en qué consistía exactamente su profesión, porque así como el médico tiene como fin curar, ¿cuál es la actividad que realiza el sofista? Gorgias se apresura a responderle que él enseñará a sus alumnos el arte de hablar (la retórica) y que los sofistas buscan ante todo el "bien más grande para el hombre", a lo que Sócrates inquiere que cuál es este bien porque el de la medicina y la gimnasia es la salud del hombre, el de la cocina el placer del gusto, etc. Gorgias contesta que lo que él enseña permite convencer al pueblo para gobernar. Sócrates pregunta si enseña lo que es justo o no lo es, y Gorgias reconoce que no, que eso debe el alumno llevarlo aprendido o bien, aprenderlo en otra parte.

Elecciones griegas... vía


Se enzarzan después en una discusión con otro de los presentes porque parece que el objetivo del sofista es llegar a ser poderoso por amistad con los gobernantes, de lo que Sócrates rebate diciendo que si el gobernante es injusto, para ser amigo de él, se requerirá ser injusto a la vez, ya que si fuera al contrario el gobernador se desharía de él. Sócrates relaciona el ser justo con la felicidad, y argumenta por qué ser injusto es mucho peor que padecer una injusticia [supongo que esto era difícil en su época, ¡también en la actual!, y más cuando en teoría pinta muy bonito, pero ¡a ver por qué todos lo hacemos al revés aún sabiendo que no estamos "siendo justos"!]. Intentan demostrarle que está equivocado, nombrando ejemplos de los que han sido buenos y malos gobernantes, a lo que Sócrates se pone a explicar que si la función del gobernante es el bien del pueblo, y no hay mayor bien que la justicia, se deberá examinar si el pueblo tras el mandato de Pericles es más justo o no, llegando todos a reconocer que no lo es.

(Vía)
Aunque haya partes de este Diálogo de Platón que chirríen en nuestros oídos, sin embargo, me parece interesante la última cuestión que he señalado, para aplicar al menos teóricamente a nuestra vida política actual, y es que ¿el mandato de ... nos ha vuelto mejores? ¿Y el de ...? ¿Podemos decir sinceramente que el pueblo español se ha vuelto más tal y tal?

Me temo que se coja por donde se coja, no salimos bien parados. Los profesores de universidad se quejan de que los alumnos llegan cada vez más mal preparados intelectualmente, los de instituto-colegio se lamenta de que no consiguen mantener su autoridad porque los jóvenes son indisciplinados y si les corriges te pueden denunciar prácticamente. Estamos en una fuerte crisis económica en la que los jóvenes se manifiestan por sus derechos [lo cual está fenomenal] pero, curiosamente, no han dejado significativamente de consumir en fiestas nocturnas. El nivel educativo que se exige es bajo, y más aún la respuesta. Tenemos políticos que no han acabado la formación básica, y las universidades repletas de personas que no están interesadas lo más mínimo en estudiar y acabar su carrera: solo en disfrutar que para algo somos jóvenes, y en el día de mañana ya buscaré un empleo aunque viva 20 años del Estado y de mis padres sin aportar un duro. Y el día que me interese encontrar un empleo estable, me mereceré más que ser dependiente en una tienda, puesto que oye, yo tengo estudios universitarios, ¿eh? Hay gente que se está quedando en la calle con un mísero finiquito, y por la edad, no tienen más posibilidades de hallar otro empleo. Cada día, se producen desahucios, y las personas no tienen dónde vivir. Se recorta las pensiones, los sueldos de los funcionarios, la inversión en la investigación,...

De este último punto me parece interesante lo que señalaba Carlos Chordá ayer en su charla del Planetario: los países más ricos invierten más en investigación, y precisamente por eso (y no al revés) son más ricos, ya que el conocimiento nos da riqueza no solo al nivel cultural, que también.
(Fuente)
Por ello, me gustaría que reclamáramos CALIDAD EN LA EDUCACIÓN en nuestras manifestaciones de estos días (además de un futuro para cada persona de este país), y sería interesante al acabar un mandato político que realizáramos un pequeño cuestionario para evaluar si ha sido o no buen/mal gobernante: ¿La población es más culta? ¿Tienen empleo adecuado a sus capacidades? ¿Hemos mejorado la educación en todos los sentidos: ética, científica, filosófica y humanista? [Habría que trabajar las preguntas, si me salen decentes se las mandaré al Gobierno ;)]

Así que mi héroe de esta entrada, con superpoderes incluidos, aún está por venir... Yo lo llamo el señor X, jaja [por no llorar, claro está]
Lo encontré en Microsiervos

Este post participa en la II Edición del Carnaval de Humanidades alojado por @scariosHR en el Blog LEET MI Explain

2 comentarios:

  1. Gran reflexión compañera. Una introducción genial basada en la historia. Historia que no nos ha servido para aprender por desgracia. Lo del cuestionario ve madurándolo que lo mandamos jajaja. y respecto a tu señor X... de verdad tiene que ser Americano? jejejejeej mucho águila y barras y estrellas veo en la foto... pero bueno, supongo que es algo orientativo.

    Respecto a las reflexiones al final de las candidaturas... por desgracia son diferentes en función de los ideales de cada uno, ergo los parámetros deberían de ser muy objetivos. No me valdría decir que hemos mejorado éticamente... para mi el matrimonio homosexual es una mejora ética muy apreciable... para otros es una desmejora digna de vergüenza. En fin. que eso, gran reflexión compañera. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!
      No me había fijado en las banderas de la foto XD, iba a buscar una pero me acordé de esta que me hizo gracia en Microsiervos, y como estamos en la era de las tecnologías, jaja.
      Comparto el apunte que haces. Es uno de los temas que estoy "investigando": ¿es posible una ética universal, o bueno, al menos regional hasta cierto punto? Empecé con Platón y voy por Aristóteles (y no es fácil, jaja).
      Del ejemplo que pones he ido cambiando de opinión... Y estoy en ocntra de cualquier tipo de discriminación sea por creencias, sexo, raza o tendencia sexual. Ahora bien, que un matrimonio homosexual sea igual que uno heterosexual en cuanto a derechos como la paternidad, ahí ya no coincido: porque desde mi experiencia como hija de padres separados, me parece que lo mejor para un niño es tener un padre y una madre, aunque no siempre es posible, pero ahí sí que me parece que prima el bienestar del niño por encima de lo que quieran los adultos. Pero sí, es complicado.
      Gracias por comentar! :)

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?