lunes, 25 de febrero de 2013

La vida sigue igual

¡Hola blogomundo! ¿Sigues igual? ¡Más alto que no oigo!

Quería emitir en la onda para que comprobéis empíricamente que sigo viva y activa. Intentaré no ponerme melodramática, pero si echo la vista atrás como enseña el último libro de EGM, me maravillo como un niño pequeño ante los regalos de cumpleaños. No podéis llegar a imaginar cuánto me ha ayudado esta historia interminable a lo Ende, cómo he mejorado y pulido desde el estilo de escribir (bueno, ese recorrido es público) hasta la temática y la manera de divulgar la ciencia. En general he tenido la suerte de codearme con grandes personas detrás de alias internáuticos mega-frikis, pero es que yo estoy con Chesterton: hay disfraces que no tapan nuestra personalidad sino que la revelan en toda su potencia.

Así que mi silencio en esta bitácora no es porque no esté a gusto, sino que en esta vida polifacética y de pluriempleo ando metida en un puñado de magníficos proyectos. Los Reyes de Tarsis fueron generosos y más rápidos que MRW y me han traído un trabajo temporal que espero que se convierta en motivo de tesis. Al final, Darwin tenía razón: se evoluciona y este siglo XXI parece que acelera el proceso global. No quiere decir que cierre el puesto, pero como bien le he leído a EGM para escribir hay que leer y reflexionar por lo menos el triple. Temas que contaros tengo de sobra: un buen montón de ideas hiperactivas, otras más olvidadas que van cogiendo polvo y telarañas,..., espero que lleguen a materializarse en algún post en vez de revolotearme en la cabeza.

Yo sigo igual. Despistada, con la cabeza en mil cosas y planes que no nunca acabo de hacer, todo el día soñando, y sí me siguen pasando sucesos fuera de lo normal: me confunden por la calle con una concejal de este pueblo nuevo al que me he mudado (¿?), me asaltan animales (perros y un gato), y me encuentro hablándoles como a los mendigos que te piden dinero: no, yo no... Vamos que sigo cabalmente como una cabra.

Estoy enganchada a la ciencia ficción de Asimov, porque es un género que engancha; pero también con Shakespeare y Delibes. Si hay tiempo habrá reseñas, y de las películas de cine que más me han marcado últimamente (El lado bueno de las cosas, Los Miserables, y mención especial porque que yo sepa es absolutamente desconocida por todos y me gustó mucho Así somos). Pero al final y ya que estamos, barriendo para la familia y sin ocultar favoritismos, os recomiendo este vídeo promocional hecho por mi hermanísimo


.Es una manera de que entre cazuelas y erlenmeyers, soñar sigue siendo ser gratis.


2 comentarios:

  1. Como siempre disfruto leyéndote... Espero que este punto y seguido sea corto y que tu trabajo te deje tiempo para imaginar y pensar. Si me permites, te recomiendo "El fin de la eternidad" de Asimov (la he leído unas diez veces y seguro la leeré otras tantas más). Por cierto, gran trabajo el de tu hermano...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que soy una impaciente... por querer adaptarme a una ciudad/trabajo/vida nueva y mantener el ritmo en el blog, jajaja, cosas de la juventud o de mi carácter radiactivo ;D Sigo imaginando y pensando, otra cosa es que me falte tiempo para escribir. Me apunto tu recomendación!, ya he sacado todos los de Asimov de mi biblioteca y ese no está :P pero lo buscaré.

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?