martes, 11 de junio de 2013

Poesia para Lola (I)

Lola me dice que por qué estoy tan empeñada en hablar de la luna, si luna la hay en todas partes igual, y que bien podría hablar más del mar, que al fin y al cabo, eso sí que no lo hay en todos los lugares. Respondo que hace mucho tiempo que no me paraba a mirar la luna, supongo que claramente en Pamplona la hubiera tan radiante, pero es ahora (hasta que cambiaron la hora) cuando me acompaña de regreso del trabajo, o me la encuentro de madrugada después de bailar o de asistir a las procesiones. Y es preciosa. Para los que nos quedamos sin palabras, este poema de Miguel d'Ors sobre la Luna, no es uno de los que más me han gustado de Átomos y galaxias (¡qué título más sugerente para una química!), pero me ha recordado a esa conversación con Lola.

"¡Oh del cielo señora,
del dios del día venturosa hermana,
de los brillantes astros soberana!",
"lampe d'argent", "casta diva", "faucille d'or
dans le champs des étoiles", "bola de la sandez,
linterna del cadalso, comadre del mal juez.
Tarántula del diablo, musa del alcohol,
maléfico vocablo", "nuestro espejo
cómplice y sonriente, nuestro enigma
de plata"...

Se suceden las noches, las edades,
las civilizaciones, las miradas, las lenguas,
y ella sigue allá arriba,
hermosísima, intacta, inexplicable,
viendo cómo pasamos sin encontrar el nombre
que de verdad la nombra.

(Aunque seguramente el último verso tenga connotaciones evangélicas, yo creí ver una velada alusión a La historia interminable con su Emperatriz Infantil que requiere de un nuevo nombre, Hija de la Luna, y debe ser porque este blog se pasa de endiano...)

Quizá Lola preferiría anillos, yo me conformo con ver la Luna de vez en cuando.

5 comentarios:

  1. Mujer, los anillos molarían un pegote, pero creo que prefiero la luna. Eso de que vaya cambiando le da emoción a la cosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como dice @victagua en el comentario al post de los anillos: sin Luna no hay mareas! (¿Y entonces el mar?), gracias por comentar! Espero que te haya gustado!

      Eliminar
  2. Y ya si la luna tuviera anillos ni te cuento :P Para hacer un cuentillo de ciencia-ficción es un tema interesante. Hmmm... A ver si me animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si Luna y anillos son incompatibles, ¿cómo harías compatible el sistema Tierra-Luna-anillos? Pero por dejar volar la imaginación que no quede! xD

      Eliminar
    2. Ni idea... ¡ya inventaríamos algo!

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?