lunes, 7 de octubre de 2013

Un día en el CERN

Los pasados 28 y 29 de septiembre, el mayor laboratorio de física de partículas del mundo (para los amigos, el CERN) organizaba sus Open Days. Desde que me enteré vía Internet, (y resulta que la World Wide Web se inventó allí) me reservé las fechas, y me puse a intentar engañar a compañeros: empecé por los amigos y acabé convenciendo a mi hermana pequeña, con el resultado final de acabar organizando un viaje a Ginebra para seis personas. La estupenda web de los Open Day (que recomiendo vivamente curiosear) estaba en construcción, y había que visitarla con asiduidad para conocer las novedades del transporte entre instalaciones, o para generarte una cuenta con la que reservar una visita subterránea y un largo de etcéteras. Y debería haberla visitado más para amortizar al 100% nuestro viaje, pero con el tiempo cuenta atrás, no me fue posible y me he quedado con bastante pena y rabia de todo lo que se me ha quedado por conocer. ¡Habrá que volver! 

Sigue leyendo en Hablando de Ciencia, y aquí en exclusiva os dejo las fotos que hizo mi hermana Ununpentio, disculpad la calidad porque su pseudo-móvil no es de última generación (aún así apunta maneras la artista):


 

Ununpentio aprendiendo la física que no le tocará hasta dentro de un curso o dos

Esquema de los distintos aceleradores y experimentos que conforman el CERN


Sistema de radiofrecuencia del Super Protón Sincrotrón (SPS)


En el interior del SPS



La electricidad francesa con la que funciona el CERN

114 a punto de tirarse por la tirolina de la Brigada de Bomberos del CERN

En la clase interactiva sobre radiactividad

Ecuación del modelo estándar, en frente del SPS y el CCC






Demostración de robótica






Lo que hacen los del CERN cuando no trabajan... xD

Ununpectio: -¡Hay calles dentro del CERN!
Ununcuadio:- Fotico para Breaking Bad y @DaniEPAP




3 comentarios:

  1. ¡Qué txulada! ¡Y qué envidia! He leído la crónica en HdC y me ha parecido super-interesante. Avísame en la próxima!!!! Jejeje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú fuiste el primero al que invité (si no me falla la memoria). De hecho, en el proceso de conseguir tickets para la visita subterránea, hubo uno reservado a tu nombre jejeje. ¿Sabes que molaría mucho? Que consiguieras una estancia como ingeniero allá, ¡y yo me voy contigo! ;D

      Eliminar
    2. Parece que no me voy a dedicar todavía a la ingeniería molecular... Pero, ¿quién sabe? Desde que existe la cocina molecular... (¿Has visto la peli de El Chef? Si no, no me entenderás, jejeje).

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?