viernes, 31 de enero de 2014

Hacia la ¿poesía?

Pensando en un título acorde..., me he acordado de la archiconocida rima de Bécquer: Poesía, eres tú. Y es que definir poesía, para los que pertenecemos solo a la Dead Poets Society (que en el uso que le damos en este blog significa los que no somos poetas y nunca lo seremos, pero aún así nos ponemos a hacer versos de vez en cuando) es extremadamente complicado. Hay gente (guiño a Raquel) que hace su tesis doctoral en torno a la estética y que analiza el concepto de arte a lo largo de su historia, ¿qué puede aportar una científica voraz consumidora de teatro, literatura, poesía, cine, música y todo lo que sea una historia que pueda ser contada en otra ocasión? Pues, simple y llanamente escribir sus 'paranoias' particulares y buscar un título..., que sirva de introducción a las mismas. 

Ahí van un par de imágenes (malas, porque mi hobby no es la fotografía, y la cámara de mi móvil es bastante malilla)

Fósil del siglo XXI. Fotografiado a la salida de los FGC (Universidad Autónoma de Barcelona)

Entrando en el capítulo de reminiscencias navideñas:


Luces navideñas estilo CERN

Siguiendo con el tema aunque cambiando un poco la forma (yo lo bautizaría como breves para Twitter)... El mejor belén que vi estas Navidades, fue uno viviente, en que los pastores iban en silla de ruedas, ¡y no imagináis las carreras que se pegaban! 

Más breves: Los relámpagos deben ser flashes de la cámara de Dios, ¡sonríe para salir guapo!

Los hielos tienen escalofríos con la Coca-Cola: se les pone la piel de gallina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?