jueves, 6 de febrero de 2014

Horas de amanecer

Cada mañana
con un libro,
los colores del cielo
a las 8:30 a.m.
entre nubes
quitan el habla.
Pero yo me duermo
sin remedio de estación
de tren en estación.
¡Ay, como entiendo
que el espíritu está pronto
pero la carne es flaca!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Cómo terminar una historia?