martes, 11 de marzo de 2014

Hemos apoyado crowfundings por encima de nuestras posibilidades: La recaída

Lo confieso: soy una conservadora empedernida. Me aterra lo nuevo, así que habitualmente me encuentro en una zona de confort que puedo dominar. Por si no fuera suficiente, tengo un fuerte espíritu de contradicción: si me dices blanco, te diré negro, y mantendré mi postura cabezonamente. Así que por definición no me gustan los lugares famosos, y me mantengo en los poco frecuentados. Estas tres pinceladas, son las razones por las que nunca había entrado en el blog Fogonazos: no lo conocí en mis incursiones blogueras desde mi blogroll, luego resulta que era un blog famoso, y yo huía de esos como de la peste. En realidad no es del todo cierto: sí que debí visitarlo esporádicamente, pero las historias que estaban contadas no me atrajeron especialmente, y no estaba entre mis favoritos. Pero con motivo de los 10 años de Fogonazos y la cobertura mediática de blogueros a los que admiro por su criterio (entre otras cosas), me decidí a revisar mis principios y re-visitarlo con más calma.

También con motivo de esos diez años, @aberron lanzó su primer libro por crowfunding en el que recogía artículos de su blog re-editados, y algunos inéditos, con un título atrayente en grado sumo: ¿Qué ven los astronautas cuando cierran los ojos? Aquella pregunta se me grabó a fuego, y más después de ver el tráilerdel libro, quería conocer YA su respuesta. Esta es la historia del segundo crowfunding en el que participé: la historia de cómo un título me enamoró y deseé conocer la respuesta.
Vía
El libro no me defraudó: los capítulos breves, interesantes, condensados, inspiradores. De hecho, el libro se lo he regalado a mi hermano para que saque guiones, porque hay historias que merecerían tener una película o una obra de teatro asociadas, o al menos, que sirvan para inventar locas historias. Como es de bien nacidos ser agradecidos, mi reseña en Hablando de Ciencia, y mi recomendación también desde este blog.

Por cierto, ahora el blog Fogonazos se ha convertido en mi adicción: belleza, ciencia, curiosidad, mirada asombrada, pasión, fascinación. Acción-reacción: directo a mi blogroll. 

2 comentarios:

  1. Al principio me pasó lo mismo que a tí. Conocía a Antonio por sus noticias en lainformación.com y no había pasado demasiado tiempo en Fogonazos. Pero cuando leí el libro (me lo bebí en un fin de semana) fue revelador. Me encanta la forma clara y concisa de contar sus historias ya que están repletas de información e invitan a saber más (ya quisiera yo escribir la mitad de bien...)

    Sin duda un libro muy recomendable, igual de recomendable que el podcast que en breve podremos disfrutar: Catástrofe ultravioleta (http://www.fogonazos.es/2014/03/catastrofe-ultravioleta-nuestro-podcast.html)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene gracia que coincidamos en tantas pequeñas cosas xDD yo también devoré su libro y flipé con su manera de escribir y sus historias. Y también estoy impaciente por su podcast :)

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?