sábado, 19 de septiembre de 2015

#Naukas15: Crónica personalísima a base de pensamientos sueltos

El día 11 que se presenta aciago (porque me han cancelado el tren de las 7:30 de la mañana por una huelga que había sido desconvocada) se resuelve disfrutando del streaming desde Bilbao, cortesía de eitb.eus.

Escuchar a Iñako en la presentación del evento animar a que montemos 'saraos divulgativos' por toda la geografía española. Disfrutar de grandes charlas durante casi toda la mañana (me perdí alguna para intentar aclarar el tema de mi billete). Seguir disfrutando del programa de la tarde vía móvil hasta agotar los datos del mes xD

Llegar a Bilbao, al hotel Silken Indautxu, y encontrarte con Almudena (por cierto: ¡no te pierdas su charla de este año!) y unirte a cenar de pintxos con otro grande como Javier de la Cueva (los puntos sobre las íes en su charla del día siguiente). Desvirtualizar a Azuquahe (que se estrenó hablando del ictus) y a Eparquio (otro estreno: "No estamos locos"). Volver al hotel con Miguel Santander hablando de... familia. Saludar a Pablo Rodríguez (pedazo de charla sobre el azar) y JJ Gallego (que habló de endosimbiontes). Dormir muy poco de la emoción y los nervios.

Desayunar con César Tomé (siempre provocando xD), con Ambrosiograndes historias y reflexiones!), Julián (referente en divulgación de ingeniería), el loco y gran Alfred, y Evelyn (a quién 'engañé' para que me acompañara a Bilbao). Llegar al Paraninfo y encontrarme con amigos como Óscar, Encarna, Sergio Parra, Guillermo, ¡y desvirtualizar a Marta Pérez Folgado!. Disfrutar en directo de toda la programación de la mañana, y sobre todo del MEJOR espectáculo de todo el evento.

Volver de comer y ver una cola muuuuuuy larga para entrar al Paraninfo, y que el auditorio principal se llena en cuestión de muy poco tiempo. Asaltar a todos los astrofísicos de la sala (Miguel Santander, Manolo y Natalia por asimilación, y Javier Armentia) para descubrir qué astro celeste emite radiación sincrotrón. Empezar a sentir demasiados nervios... no solo por mi charla sino también por la de Evelyn, que por lo demás se estrenó muy bien.

Llegada de mi madre y hermana para lo que queda de tarde y mi directo. Dos charlas antes, dirigirse a que te pongan el micro y contemplar los nervios de los anteriores. Subir al escenario a darlo todo. Y la duda inquietante, bajo la atenta mirada de César, de si estaré diciendo alguna herejía contra el rigor o similar (si hablara de física, supongo que la presión la tendría por Francis). Bajarte sin tener ni idea de por qué el hombre del tiempo marca que quedan aún 2 minutos... y si lo has hecho bien..., aunque la gente cercana te tranquilice.

Foto de Xurxo. Pincha sobre ella si quieres ver mi charla.
Abandonar el evento porque te estás muriendo de sed, y necesitas compartir las últimas emociones. Volver para asistir a los Premios Tesla, bien merecidos los tres, pero emocionarte especialmente con el de Laura Morrón por la emoción de ella. Foto de grupo Naukas. Mi madre conociendo a Alfred, agradeciendo a Pélaez e Iñako la organización del evento. Despedirme de la familia. Prepararme para la cena Naukas. Desvirtualizar a Carmen Agustín (su charla merece mucho la pena) que cambia si va con gafas o lentillas xD. Cenar con Miguel Santander, hablando de post-docs, con Mario Herrero, con Carmen Agustín hablando de publicar, etc., con las chicas superconductoras y con Luis Martínez Otero y Jordi Camí.
De la crónica fotográfica comentada de Xurxo, sacada por @ronronia

Aprovechar para desvirtualizar a Iván Rivera (su charla también os molará). Que Francis y Gaizka te hagan crítica constructiva de tu charla. Saludar a Rosa y a tanta gente. Que Xurxo y Eli te digan que son fans de tu charla y que se partan de risa al enterarse de que mi madre también gritó en mi charla: I love you, hija!!! Que José Ramón Alonso te resuelva dudas neurológicas y de sesgos, y te dé consejos útiles para la tesis, diciéndote que se alegró muchísimo de que tuvieras beca. Acoplarte a la foto del frente andaluz, y trollear al frente murciano con Marta hasta conseguir que se saquen también una foto. Ser incapaz de resolverle una duda a Jose-Scientia (su charla es brutal, no te la pierdas).
Frente andaluz y asociados
Conseguir un grupo de motivados para el karaoke y que Pélaez se los lleve a casi todos al 'primer bar abierto con alcohol'. Con el grupo de los irreducibles por Irreductible, nos dedicamos a hacer promoción de "Vuelve el listo que todo lo sabe", en la escultura 'Mamá' que tiene una significación especial tras la charla de Deborah.

Si no conseguimos darle el libro a Goyo Jiménez, ¡lo paseamos por Bilbao!
Selfie de los irreducibles con Ella-Laraña, digo... "Mamá". Un placer conocer a @tecetrece
Volver al hotel con 2 horas para el toque de diana en dirección a coger el tren de las 6:30 de la mañana. Decidir no dormirte... y dormirte... para despertarte con la peor resaca y pensar que has perdido la cartera. Coger el tren de los valientes con el sector catalán. Despertar al medio dormido Sergio Parra para que te dedique su libro. Desayunar con Alfred, Encarna y Sergio. Buscar al papa Urbano sin éxito por el tren.

Y como colofón, acoger a Óscar que viene al campus Gutenberg, y recibir más consejos doctorales. Y emocionarte tanto con lo que puedes hacer en la próxima charla de #Naukas16 que vuelvas a pasarte la noche durmiendo 3 horas...

¡Gracias a todos los Naukas, ponentes y participantes! Gracias a los jefes y organizadores. Gracias a personas que pueden pasar desapercibidas pero a las que echas de menos (José Cuesta explicándote cómo funciona el mando de las diapos justo antes de subir al escenario), o Esther que hizo lo posible porque estuvieras cómodo dentro de tus nervios, y Nahúm que te coloca el micrófono, etc., etc. Y aunque he ido recomendando charlas a lo largo de esta crónica en infinitivos, la verdad es que te recomiendo que las veas TODAS, y así puedas decidir cuáles son las que más te gustan; porque además yo no las he acabado de ver... con lo cual mi visión es muy parcial y subjetiva.

La verdad es que este #Naukas15 ha sido una pasada: para mí, una bombona de oxígeno para recuperar las ganas, no solo de divulgar en todos los formatos que pueda, sino de continuar el día a día de una tesis que se hace demasiado eterna. Así que de nuevo, ¡GRACIAS!

PD: tanta crónica, tanta crónica y me he dejado un par de momentos clave: desvirtualizar ¡por fin! a Dani Torregrosa; también a uno de los que más comentarios ha debido dejar en este blog Emilio Molina (se lo concederé a la homeopatía: a veces sirve para conocer gente interesante. Véase el año pasado a Isidoro). Y también me gustó charlar con Carlos Briones de mi charla (después de leer su libro "El nanomundo en tus manos" es un claro referente para mí) y de su próximo libro que tiene una pinta brutal.

4 comentarios:

  1. Lástima que nos viésemos tan poco tiempo... Tenemos que quedar por Barcelona, que hay para darnos una paliza.
    Eres sensacional Dolores, en todos los aspectos.
    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Laura! Y sí, tenemos que quedar, a ver si es pronto, que ya hay ganas :D

      Eliminar
  2. Me gustó mucho tu charla. Y por fin nos conocimos :-)

    Nos vemos en Granada, ¿no?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiii!!! En Granada estaré (ya estoy casi casi que comprando los billetes). Tu charla me gustó mucho, y me alegro de que la mía te gustara, boss. Y tu comentario me ha recordado que había olvidado transcribir algún momento clave de #Naukas15, ¡solucionado! xD

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?