jueves, 11 de abril de 2019

Justo detrás de esa luz difusa

Casi de Rodrigo Manzuco es uno de los poemarios que más he disfrutado, tanto cuando lo leí en 2013 como ahora que lo he releído. Y mi máxima pena es que es su único libro por el momento...

Si de Átomos y galaxias me quedaba con los pájaros, de Casi rescato sobre todo la luz.


Vía


Milagro de luz


Una luz
ligera y tímida,
como un dios incorpóreo,
te da los buenos días.
Toca tu hombro blanco
con su mano de espuma,
susurra un hálito de voz
al tibio tímpano del sueño tuyo:
"Muchacho, a ti te digo:
levántate

                  y anda.

(Esta luz me pone los pelos de punta...)


Dirección

1.

¿Ves esa luz?, pues a la izquierda,
y tras dos decepciones y un asombro
sigue adelante hasta el final.
Lo encontrarás de frente.

2.

Si vas andando tardarás un poco,
pero no tiene pérdida.
Callejea lo que quieras
siempre que vayas dirección al Sur,
y encontrarás lo que andas buscando.

3.

Justo detrás de aquella luz difusa,
allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?