sábado, 19 de marzo de 2022

José en el Magníficat

 Aprovechando el patronazgo de san José a la ciudad que lleva más de un año acogiéndome, hoy recupero este poema que leí las pasadas Navidades en Magníficat de Carlos Pujol. ¡Felices fallas!

No soy capaz de localizar el origen de esta imagen... Si alguien lo conoce, que me dé un silbidito y lo actualizo :)


José en los evangelios

se deja ver tan poco...

Solo era un artesano,

carpintero solemos entender

componía tejados, trabajaba

madera, los arcones para ropa,

aperos de labranza,

sabía hacer arados, carros, yugos...

Sin duda un hombre bueno,

Dios no necesitó

a un doctor de la Ley, una lumbrera,

para velar por Ella y por Jesús,

no tuvo que ser héroe ni mártir,

solo se le pidió estar disponible

al misterio, hacer bien

el oficio de padre, tan difícil,

y desaparecer sin previo aviso

sigilosamente.

2 comentarios:

  1. Muy bonito poema, muy tierno. José, el Padre adoptivo de Nuestro Señor, Jesús!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado :) Si te interesa la poesía (y sobre todo la poesía religiosa), te recomiendo este librito del Magnificat de Carlos Pujol, en este blog he compartido ya otro de los Reyes Magos . También este es de Carlos Pujol , aunque este forma parte de otro librito, Bestiario, del que la mayoría de poemas no son religiosos pero a mí me parecieron muy simpáticos. Un saludo!

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?