jueves, 16 de mayo de 2013

¿Y si...?

¿Y si Dios no fuera más que un loco peligroso? Quiero decir..., ¿y si lo feo, lo que objetivamente nos repugna a casi todos fuera bello e imprescindible a sus ojos? ¿Si tuviera la desfachatez de servirse de leyes biológicas darwinianas para que aparecieran los enfermos? ¿Y si tuviera alma de poeta y pensara en esas personas que el resto llamamos 'minusválidos' como inspiración para la belleza salvará al mundo de Dostoievsky? ¡Sería un grandísimo loco, si amara las existencias solo por los gemidos del alma de aquellos que no saben hablar! ¿Y si quisiera que sus vidas estuvieran dedicadas a decir piropos encendidos e inconscientes a una madre (mamamamamamamama), a Su Madre? El mundo estaría patas arriba entonces, pero a veces pienso que iríamos en la dirección correcta, quizá porque yo también soy un loco peligroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?