miércoles, 29 de agosto de 2012

La Eneida

Vale, reconozco que mis gustos literarios pueden ser considerados frikis, pero no os hacéis idea de cómo he disfrutado La Eneida de Virgilio. Me ha costado engancharme menos a la historia, que en La Odisea y La Ilíada, y lo he achacado a que Homero era griego, mientras que Publio Marón Virgilio es latino..., y creo que tiene una mentalidad más occidental. 

La Ilíada me había dejado en los funerales de Héctor, el gran defensor de Troya, que fue muerto por Aquiles en venganza de que Héctor había muerto en combate al amigo de Aquiles. La Eneida comienza con el viaje de Eneas y sus compañeros, que tras la tormenta desencadenada por Hera-Juno (la esposa de Zeus-Júpiter) arriban a las costas de la que será Cartago. Allí, Eneas relata su historia a la reina Dido, partiendo del engaño de los argivos con el famoso caballo de Troya, y la destrucción de Ilión-Troya, a pesar de los intentos de Eneas y los suyos de luchar, y luego la diáspora a través de mares. Las aventuras de Eneas no han hecho más que empezar: primero deberá liberarse del amor de Dido que le impide partir hacia donde los Hados le destinan, viajará a la laguna Estigia para encontrarse con su padre y con sus descendientes: el gran pueblo de Roma. Pero aunque arribe a la Península Itálica, no es el fin, la diosa Juno desea la guerra que se proclama entre el pueblo de los Latinos y los troyanos que han sobrevivido a la destrucción de Ilión. El libro acaba con la paz, tras incontables muertes, que más que causa de los hombres son, como sucedía en los libros de Homero, producto de las maquinaciones de los dioses que tratan de vengar o proteger a sus hijos, y que desafían a Júpiter con mil ingenios que les permitan llevar a cabo sus deseos.

También aquí los hombres lloran ante la pérdida de los seres queridos, son valientes en la batalla, hirientes con los adversarios, piadosos con sus dioses, mujeriegos. Si os animáis, es todo un clásico que merece la pena...
(Vía)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Cómo terminar una historia?