sábado, 23 de junio de 2012

Poesía de autobús (¡qué remedio!)


¡Y qué le voy a hacer
si me siento vomitada
de un autobús a otro
con el libro de poemas
bajo el brazo!

Ignorando mi basto
equilibrio, con una
mano en la barra
(si no hay asiento)
me bamboleo
peligrosamente
mochila al hombro
y con los ojos
fijos en mi libro.

Si llueve es más
difícil: el libro se
coloca en la mochila
para dejar sitio al
paraguas, ¡cómo
lo odio, aunque
me proteja de
las lluvias impredecibles
de mi ciudad!

Entonces, sí que mis ojos
buscan desesperantes
un asiento, para poner
la mochila sobre las rodillas,
y recuperar mi libro
(¡qué más dará que
el paraguas me moje
el pantalón!).

¡Qué pena vivir en una ciudad
pequeña, pudiendo vivir en
otra más grande para dedicar
más tiempo a la poesía
de autobús!

4 comentarios:

  1. ¡Qué pena que la sensación sea la de ser vomitada de un autobús a otro! A mí no me vomita nadie: voy yo de un lado a otro, y tren y metro me hacen el favor de llevarme con menos esfuerzo. Y, como dices, me dejan leer.

    Trucos prácticos para leer en el bus: lleva siempre mochila, de manera que tengas desocupadas ambas manos (como veo que haces); no lleves paraguas, sino gorro de lluvia: siempre te lo puedes dejar puesto en el bus (aún arriesgándote a que la gente te mire raro); si no te gustan los gorros, cómprate un paraguas que tenga algo para colgártelo del brazo, o apóyalo en una esquina, o yo qué sé; si el libro no es muy pesado, mejor, sobre todo si te ves en la necesidad de sujetarlo con una sola mano.

    Y ya me callo, pero es que yo en esto tengo amplia experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leti: matas toda inspiración poética (si es que alguna vez tuve algo), jajaja. Pero te agradezco todos tus consejos: el que más me ha gustado es el del gorro de lluvia: tengo que hacerme con uno!!!

      Eliminar
  2. Desde que voy al curro andando mi frecuencia de lectura de libros ha bajado un 75%.


    Solución. Debo mudarme a un piso más lejano. jeje

    Muy bonita poesía, aunque estoy con Leti en que que no me siendo vomitado por el bus, sino más bien restregado contra el sudor y el hedor... pero no se que es peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja. Una amiga dice que todas las cosas tienen su lado bueno y su lado malo...

      Eliminar

¿Cómo terminar una historia?