miércoles, 22 de febrero de 2012

Vivir

A la madre de una amiga

La vida no debería ser así.
No estamos hechos
de gomaespuma,
tampoco de material
resistente al tiempo.

Somos polvo
que se va sin dejar huella,
que se escurre entre las manos,
que cree volar
y se estrella...

Un interrogante continuo,
algunas ráfagas de alegría,
y el pesado fardo de la realidad
en las espaldas.

El dolor de vivir
nos hace madurar para la muerte.
Machado soñó caminos
y estelas en la mar,
Quevedo se supo polvo,
¡mas polvo enamorado!

Toda la existencia
la podríamos resumir
en un sí o en un no...
Pero para resumir
a los seres queridos,
el recuerdo se queda corto.

Al final, podemos concluir
que esta vida merece otra
que la sepamos vivir.

Si empieza en el tiempo humano
o es cuestión de eternidad,
no lo sé decir,
pero ansiamos vivir
para vivir por alguien
y en alguien.

¿Soñamos lo imposible?
Quizá encontraste la definición
de ser humano,
contradictoria en sí,
pero así somos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo terminar una historia?