martes, 27 de marzo de 2012

Mi trabajo fin de máster

He decidido explicar cómo he hecho las fermentaciones para mi trabajo de fin de máster. En la foto podéis ver los matraces, sobre agitadores magnéticos, y lo que Leti llama matraces retorcidos en realidad no lo son. El matraz es la parte de abajo de vidrio: allí introduje 350 mL de mosto de las bodegas de Sarria, y lo que llamamos mosca, que no es más que un imán blanco. En contacto con el agitador magnético se puede conseguir agitar homogéneamente la reacción. La parte de arriba de vidrio ("los matraces retorcidos") se encaja en el cuello del matraz, y se añade agua destilada en las dos bolas, para evitar que entre oxígeno. Porque la fermentación del mosto, en la que los azúcares del mosto se transforman en azúcares del vino, se lleva a cabo en condiciones anaerobias. Además, las he mantenido a 22ºC en una estufa, porque es la temperatura óptima para que trabajen las levaduras, que ya expliqué en otra entrada que son hongos microscópicos que producen la fermentación.

http://img.directindustry.es/images_di/photo-m2/refractometros-de-abbe-441037.jpg
Mi trabajo todos estos meses ha sido controlar cada día cómo evolucionaba la fermentación. Cogía un poco de muestra, y medía su indice de refracción, por medio de tablas lo podía relacionar con la concentración de azúcares y con el grado alcohólico. A mitad de fermentación, cogía muestra, y al final (cuando la concentración es menor del 2,5%). Con la muestra mediré los aminoácidos y las aminas, que se producen en el metabolismo nitrogenado de las levaduras. También mido los compuestos volátiles: para ello, centrifugo la muestra para eliminar los sólidos, y paso el vino por unos cartuchos que retienen los compuestos volátiles, y que se recogen para medir en el cromatógrafo. No hay más misterio. Parece fácil, ¿verdad? :P

4 comentarios:

  1. ¿Parece fácil? ¡Es pan comido!

    Una duda: ¿a qué potencia pones tus agitadores magnéticos para que sean capaces de mover la mosca, con ese PEDAZO DE CORCHO en medio? Luego dirás que tus agitadores son de juguete, pero bastante trabajo hacen, los pobres.

    ResponderEliminar
  2. Como ya he dicho: son agitadores de juguete, no se sabe a qué potencia están puestos. Y lo del corcho no me quedó más remedio, porque la estufa es tan pequeña que no me caben los pies para sujetarlos con pinzas, y como (te habrás fijado)el matraz es redondo, así que de alguna manera tenía que sujetarlo... Si algo desarrolla la ciencia aplicada es el espíritu creativo y la imaginación...

    ResponderEliminar
  3. Pues no, no me había fijado en el culo del matraz, yo soy más de erlenmeyer, no en honor a tu blog, sino por necesidad. Pero bueno, si el corcho tiene agujero, ahora lo entiendo todo. Yo que iba a escribir una oda a tus agitadores Fisher Price...

    ResponderEliminar
  4. q tonta eres, deberías haberte presentado al concurso de poesía de la UN!, yo te acompañaría a la recogida del premio como Musa inspiradora

    ResponderEliminar

¿Cómo terminar una historia?