martes, 20 de diciembre de 2011

Trabajando con un reactor de oxidación parcial catalítica

Mi máster es de Química Sostenible. El otro día aprendí que la química sostenible o "química verde" aunque parezca algo muy de moda , por lo tanto, moderno, es centenaria. Porque tiene que ver con la catálisis, que está presente casi desde que el hombre empezó a desarrollar reacciones.

Un catalizador es una sustancia inerte, desde el punto de vista de que no participa en la reacción, de manera que se puede recuperar al final de la misma. (Esto no implica que no haya cambiado de forma, lo que quiere decir es que no se incorpora al producto final, pero hay catalizadores que no son recuperables). El catalizador proporciona un mecanismo de reacción diferente que requiere menos energía y, por lo tanto, es más viable. Así, procesos que no se desarrollarían a una velocidad apreciable (podrían tardar años o siglos...), añadiendo un catalizador sí que se producen.

Según mi profesor de Química del Medio ambiente, la química sostenible se basa en la catálisis heterogénea. Heterogénea significa que está en dos fases. Por ejemplo: el catalizador es un sólido y la reacción se produce en fase gaseosa. En su departamento trabajan con catálisis heterogénea en un reactor de oxidación. Me explicó que, al principio, se dedicaban a temas medioambientales: oxidaban compuestos tóxicos a dióxido de carbono. Ahora también se dedican a temas medioambientales pero desde el punto de vista energético: usando la oxidación parcial para obtener un gas de síntesis de mucha utilidad para obtener biocombustibles (menos contaminantes que los fósiles como el carbón o el petróleo), para por la polimerización de Fischer-Troppsch obtener combustibles parecidos a la gasolina, o para utilizar el hidrógeno en la síntesis de amoníaco.

Este gas de síntesis está formado por hidrógeno y monóxido de carbono. Por eso, interesa la oxidación parcial: porque lo normal es que en presencia de oxígeno el carbono pase a dióxido de carbono, lo que no interesa. Para ello, se trabaja en condiciones de defecto de oxígeno, para de alguna manera, detener la reacción. Y para que se produzca todo esto, se emplea un catalizador sólido, que suele ser un metal finamente dividido.

Muchas veces la ciencia, aunque contamine, también aporta la solución a esa contaminación. Todo es cuestión de investigar, y de ser optimistas: el hombre puede resolver los problemas generando un progreso en la ciencia y en la sociedad.

1 comentario:

  1. ¡Viva la ciencia! ¡Y vivan los catalizadores! Aunque mis catalizadores favoritos siguen siendo las enzimas, porque su acción es tan alucinante que a veces parece que tuvieran vida propia. Y dentro de ese grupo, las enzimas de restricción se llevan la palma. Creo que haré una entrada sobre eso, cuando acabe con las serpientes...

    ResponderEliminar

¿Cómo terminar una historia?